La plantilla de Iberia, el verdadero valor de esta empresa

Los trabajadores y las trabajadoras, que han levantado y mantenido a Iberia, están demostrando durante estos días de huelga que no les gusta la manera de hacer de una dirección orgullosa que hace oídos sordos a sus reclamaciones y que es incapaz de sentarse a alcanzar acuerdos

Hoy 7 de enero de 2024, una jornada más, las personas que componen la plantilla de Iberia han demostrado que son el principal baluarte de esta compañía.

Durante años, su entrega, incluso en muchas ocasiones más allá de sus atribuciones, ha hecho grande a esta Compañía (en general) y a la Dirección de Aeropuertos (en particular).

Han dado su dinero, su tiempo y su salud a Iberia.

Por eso, es más que lógico que la respuesta en estas jornadas de huelga haya sido tan contundente contra la empresa que han defendido siempre hasta las últimas consecuencias, pero que en respuesta a esta entrega les ha pagado con mala gestión a la hora de preparar unos concursos de handling y con el desprecio más absoluto, al no ser capaces de sentarse a negociar una salida para las más de 3.000 personas afectadas.

Llamarles “viejos” y “caros” es el pago de Iberia a estas personas que llevan años entregando su vida, día tras día, para que la empresa obtenga este año su récord de ganancias.

Son sin duda, los trabajadores y trabajadoras de Iberia el mejor valor de una compañía despiadada y a la que se le ha llenado la boca repitiendo, insistentemente, que somos una gran familia y destacando la importancia de las personas que forman parte de Iberia.

¿Para qué?

Pues, para aprovechar a la mínima, intencionadamente o no, y darles la patada, amparándose en la consideración de que son un coste inasumible.

Inasumible debería ser la gestión de quienes han gastado ingentes cantidades de dinero en promocionar un trabajo que al final ha resultado ser un desastre, pero nunca las personas que han hecho grande a esta compañía y que, con su esfuerzo, la sacaron del pozo en el que sus directivos la hundieron en 2013.

Inasumible es no querer cumplir con lo acordado y tratar de evitar cumplir con la Disposición Transitoria 31 del XXII Convenio Colectivo, demostrando, una vez más, que no conocen el significado de la palabra compromiso.

Solo queda felicitar a las personas que durante estas jornadas de huelga han demostrado su valía y, ellas sí, su compromiso.

Personas que van a perder una importante cantidad de dinero de su sueldo, pero que, aun así, no han dudado en apoyar las movilizaciones.

Personas que desde dentro, con sus abusivos servicios mínimos, han hecho que Iberia escuche su queja y su enfado.

Nos veremos en la lucha, porque, con quien no quiere llegar a acuerdos, ni quiere sentarse y solo quiere dar la patada, no queda otra que la lucha.

Mucha fuerza y ánimo para todos y para todas.

Hoy son 8 aeropuertos, pero mañana pueden ser más y más Direcciones.

Iberia ya ha demostrado de qué está hecha. Es el momento de demostrarle de qué estamos hechos los trabajadores y las trabajadoras de Iberia.