EasyJet y Menzies hacen imposible un acuerdo en el SIMA y abocan a sus plantillas a una huelga indefinida

UGT ve incomprensible y arriesgada la decisión, tanto de EasyJet Handling como de Menzies Aviation Ibérica, de adoptar medidas traumáticas sin intentar solucionar la situación por la vía del diálogo.

En la reunión mantenida, ayer, con las empresas EASY JET y MENZIES AVIATION IBÉRICA en el SIMA (Servicio Interconfederal de  Mediación y Arbitraje) no se consiguió llegar a acuerdo alguno por la nula intención de dialogar por parte de las mismas.

Ante esta situación, tanto UGT como CCOO han procedido a  registrar convocatoria formal de huelga con carácter indefinido todos los viernes y sábados desde el próximo día 17 de Diciembre.

Esta medida extrema responde a las actuaciones que EASY JET y MENZIES AVIATION IBÉRICA llevan realizando en contra de sus plantillas mediante la ejecución de despidos.

UGT  ha demostrado, a lo largo de toda la crisis provocada por la pandemia del COVID 19, su predisposición para colaborar en que las empresas y sus respectivas plantillas pudiesen superarla, pero la actitud de las empresas de handling, ambas dependientes de una u otra forma de una aerolínea matriz de las más importantes tanto a nivel nacional como europeo, es de todo punto incomprensible e inadmisible.

Una aerolínea liderada en España por la persona que preside también la Asociación de Líneas Aéreas, quien ha permanecido absolutamente desaparecida durante la crisis más grave en la historia del Sector, al menos en lo que la relación con los sindicatos se refiere, lo que nos hace pensar que esta actitud contra las respectivas plantillas y sindicatos no es algo puntual sino una tendencia muy calculada.

Por todo lo anterior, UGT y CCOO enfocan esta huelga con el objetivo de hacer recapacitar a las dos empresas, reconducir las relaciones laborales y establecer los normales cauces de negociación para analizar la situación de las mismas y las medidas necesarias para garantizar su viabilidad y la de los puestos de trabajo.

UGT no aceptará ni rehenes ni chantajes, y la única condición inexcusable para sentarse a negociar es la INMEDIATA REINCORPORACIÓN DE LOS COMPAÑEROS DESPEDIDOS.

Queremos transmitir a todos los compañeros y compañeras de EASY JET y MENZIES AVIATION IBÉRICA mucha fuerza y ánimo ante las próximas jornadas de huelga, convencidos de que la unión de todos y todas es necesaria para conseguir los objetivos que nos hemos marcado.