Ryanair e IHandling: Un acuerdo imposible

UGT entiende que Ryanair e Ihandling han de tener claro que ahora tienen que corresponder con el esfuerzo realizado por la plantilla, no solo en estos momentos tan dramáticos, sino con el esfuerzo realizado desde hace ya mucho tiempo, y por eso exige a estas empresas dar un paso adelante para acercar posturas.

La propuesta de ERTE-ETOP presentada, hoy,  por la empresa ha sido rechazada de plano por la Representación de UGT.

Ante nuestra solicitud de vigencia máxima del Expediente hasta 31/12/2020, la empresa quería establecer una vigencia hasta el 31/03/2021 en RYANAIR y hasta el 28/02/2021 en IHANDLING.

En cuanto a complementar la prestación, la empresa desde un principio ni tan siquiera ha planteado el abono de la parte no devengada de las pagas extraordinarias.

A cambio, pretendía dar 6 días de vacaciones del periodo afectado por ERTE FUERZA MAYOR, a programar dentro incluso del mismo ERTE, y devengar, para los trabajadores y trabajadoras que permanezcan en julio, y sucesivos meses, 0,5 días por cada mes de afectación.

Además, ofreció la antigüedad a efectos de cómputo de progresión de nivel y, también, un bono de formación para realización de cursos ON LINE para las personas de la plantilla, que estuviesen en el ERTE, como indemnización, con una cuantía económica que asciende a unos 90€, según precio hora ordinaria.

Garantizaba, también, el abono de los atrasos del IV convenio sectorial de manera inmediata, aspecto cuanto menos curioso ya que es una materia que debería haber estado regularizado hace ya mucho tiempo.

En cuanto a los llamamientos, la empresa prácticamente quería incluir al 95% de las personas trabajadoras indefinidas desafectadas en julio y, parece, que también en agosto y septiembre, proponiendo analizar las necesidades en los meses sucesivos hasta diciembre.

En la práctica, supone colocar en las bases al 100% de plantilla indefinida trabajando con reducciones de jornada, salvo en Madrid, Santander y Palma de Mallorca, que estarían en un porcentaje en torno al 75% de actividad.

Se añadía, además, un criterio de voluntariedad para el personal indefinido que no quisiera desafectarse.

Asimismo, establecía 7 días naturales de preaviso mínimo para la incorporación tras el llamamiento, excepto en casos concretos imprevistos, casos que se recogen en la propuesta de acuerdo.

Tan solo se añadía una garantía de salvaguarda de puestos de trabajo tal y como establece el REAL DECRETO, de 6 meses, y no sobre la duración o vigencia del expediente que se negociaba.

Obviamente, aceptaban la configuración de una comisión de seguimiento y la necesidad de tener en cuenta a toda la REPRESENTACIÓN LEGAL DE LOS TRABAJADORES en la gestión de la vuelta a la normalidad, con reuniones locales para establecer y comprobar que se cumplen los protocolos de PRL., algo, por otra parte, que ya la ley lo matiza para este tipo de expedientes.

Además, la empresa ha hablado de una bolsa de empleo para las personas trabajadoras, con contrato ya extinguido, con la intención de incluirles, para posteriores reincorporaciones a la finalización del ERTE ETOP.

Asimismo, se ofrecía realizar un seguimiento de estas personas, facilitándoles ayuda para encontrarles acomodo en otros puestos de trabajo en función de su currículum.

Todas estas iniciativas son importantes, pero entendemos, que no son suficientes para abordar un expediente de tal magnitud.

UGT entiende que la empresa debe hacer un mayor esfuerzo, teniendo en cuenta que la situación de incertidumbre es para ambas partes, empresa y plantilla.

UGT espera que haya una posibilidad de acercar posturas y que la empresa entienda que tiene que hacer un esfuerzo por su plantilla.

Este es, sin duda, el momento.

Por último, queremos agradecer a todos los delegados y delegadas su esfuerzo en esta negociación, y a las personas trabajadoras la paciencia demostrada durante todo este doloroso proceso que nos ha tocado vivir.