UGT gana en la Audiencia Nacional e Iberia deberá pagar los gastos derivados del control médico que impuso con Tebex

La sentencia da la razón a UGT, e indica que el control del estado de salud del trabajador o trabajadora no puede comportar, como pretendía IBERIA, un desembolso por el hecho de acudir a las visitas médicas presenciales.

UGT ha ganado la demanda, planteada ante la Audiencia Nacional, en la que reclamaba el abono de los gastos de transporte derivados del control de la salud que Iberia había impuesto, a través de la empresa Tebex.

La Audiencia Nacional condena a Iberia al pago de dichos gastos, previa justificación de la persona afectada.

En virtud del artículo 20.4 del Estatuto de los Trabajadores, que señala que: “el empresario podrá verificar el estado de salud del trabajador o trabajadora que sea alegado por este para justificar sus faltas de asistencia al trabajo, mediante reconocimiento a cargo de personal médico. La negativa del trabajador o trabajadora a dichos reconocimientos podrá determinar la suspensión de los derechos económicos que pudieran existir a cargo del empresario por dichas situaciones”, Iberia contrató a Tebex para realizar dicho control.

En ese mismo momento, desde UGT indicamos a la empresa que no lo encontrabamos razonable , y que, a pesar de estar amparado en la ley, el control que ya ejercía la compañía era más que suficiente.

Señalamos, asimismo, que este tipo de procedimientos no debían suponer ningún gasto para los trabajadores y trabajadoras que fuesen llamados, y, en consecuencia, solicitamos a Iberia que abonase los gastos de transporte derivados del control impuesto, a lo cual hizo oidos sordos.

En consecuencia, desde UGT fuimos los primeros en presentar denuncia por este hecho ante la Inspección de Trabajo, quien en su resolución indicó lo siguiente:. “que Iberia debía abonar a sus trabajadores y trabajadoras los gastos de desplazamiento motivados por la actividad de apoyo y seguimiento médico a las personas en situación de baja médica por cualquier contingencia, en las circunstancias recogidas en la Sentencia 114/2016 de la Audiencia Nacional”.

No obstante, Iberia siguió sin abonar dichos gastos, por lo que desde el Sindicato Aéreo de FeSMC-UGT presentamos denuncia por conflicto colectivo en la Audiencia Nacional, a la cual se “adhirieron” otras fuerzas sindicales, previó paso por el SIMA donde Iberia siguió manteniendo la misma opinión.

El pasado 28 de noviembre tuvo lugar el juicio en el que UGT expuso los motivos de la demanda, que fueron ratificados por CGT y USO, y a los cuales se adhirieron el resto de sindicatos.

La sentencia da la razón a todos los argumentos expuestos por UGT, e indica que el control del estado de salud del trabajador o trabajadora no puede comportar, como pretendía IBERIA, un desembolso por el hecho de acudir a las visitas médicas presenciales

Desde UGT, con esta sentencia, conseguida gracias a la profesionalidad y esfuerzo de nuestro gabinete jurídico, vemos cumplidas nuestras pretensiones, ya que viene a corregir una actuación de la Compañía que perjudicaba notablemente los derechos de los compañeros y compañeras de IBERIA, a los cuales felicitamos por este resultado.